La empresa española líder en ventas del sector de aperitivos salados, Grupo Apex, ha anunciado la compra de los activos de Productos Emilio Arias Lizano. La marca cuenta con una fábrica especializada en la producción de frutos secos ubicada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), que se suma a las otras 5 fábricas que Grupo Apex tiene en España.

El grupo también anunció este mismo año la inversión en todas sus fábricas por más de 6 millones de euros hasta 2023. Santiago Sala, director general del grupo, reafirma con ello su compromiso con el territorio

Con el trabajo de varias generaciones, Productos Emilio Arias Lizano se ha convertido en una de las marcas referentes a nivel nacional, elaborando y comercializando una amplia gama de productos. Destacan de entre su surtido las pipas de girasol -especialmente reconocidas en la zona centro de la península-, pipones, cacahuetes, avellanas, almendras, o pipas de calabaza, entre otros.

Esta adquisición responde a la estrategia de crecimiento de Grupo Apex, que suma 7 operaciones de compra en los últimos 10 años. El grupo también anunció este mismo año la inversión en todas sus fábricas por más de 6 millones de euros hasta 2023. Santiago Sala, director general del grupo, reafirma con ello su compromiso con el territorio: hoy Apex cuenta ya con 8 centros de trabajo y con más de 450 empleados en España.

Con sede central en Ribaforada (Navarra) y una facturación de 85 millones de euros, Grupo Apex se dedica a la fabricación y comercialización de snacks, frutos secos y patatas fritas. Algunas de sus marcas más conocidas son Aspitos, Jumpers, Popitas, Marinas, Vicente Vidal, Aspil, entre otras. El grupo está presente en todos los canales comerciales.