El Grupo Baco y DCOOP han firmado su fusión constituyendo la mayor cooperativa del sur de España. El acto de la firma ha tenido lugar en Alcázar de San Juan, ante los consejeros de ambas entidades y de la consejera de Agricultura de la Junta de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, conformando una empresa agroalimentaria con más de 150 cooperativas de base, cerca de 75.000 socios de Andalucía y Castilla-La Mancha y una facturación que alcanzará de 750 millones de euros

Los presidentes de Dcoop y Baco, José Moreno Moreno, y Ángel Villafranca Lara, respectivamente, manifestaban tras la fusión que "en un mundo con la economía globalizada, en un entorno descompensado con una oligarquía de la demanda en la distribución y la industria, frente a la gran atomización de la oferta, una de las soluciones para nuestros agricultores y ganaderos y para aquellos que quieren seguir viviendo del campo y generando riqueza en el futuro es hacerse más fuerte a través de las integraciones".

Asimismo, han destacado el hecho de que Dcoop-Baco se va a convertir en un líder mundial en la producción de vino, como lo es en aceite y aceituna de mesa, así como el hecho de que se trata de la primera gran fusión transregional realizada en España.

Búsqueda de sinergías 

Esta fusión persigue como objetivo que ambas entidades -Baco, el mayor grupo cooperativo comercializador de vino de Castilla-La Mancha y Dcoop primer grupo oleícola español- se consoliden a nivel nacional, buscando sinergias especialmente de cara a la exportación, a través del agrupamiento de la oferta, capacidad negociadora, optimización de costes de producción, eficiencia de capitales en inversión y, en definitiva, fortalecimiento y perdurabilidad de la cooperativa e incremento de las rentas de sus socios agricultores y ganaderos.

En este sentido, sendos presidentes manifestaban que Dcoop está abierta a llevar a cabo más incorporaciones en todas las actividades en las que operan ambas entidades. El compromiso tras la firma de la fusión es, según señalaron, "continuar buscando el mayor valor añadido posible; participar en el máximo número de eslabones posibles de la cadena alimentaria y abordar los mercados más interesantes, nacionales e internacionales, para satisfacer a nuestros clientes y al consumidor final, todo ello con productos de máxima calidad y nuestra política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), siendo respetuosos con nuestras producciones, entorno en el que operamos y medioambiente".