ARAL Digital.- Grupo Calvo ha presentado, en el marco del Día Mundial del Ambiente, el resumen de acciones de protección y cuidado de los recursos naturales durante la producción de sus productos. La empresa ha destacado que cuenta con una estación depuradora de aguas residuales, a través del cual se ha logrado reducir en un 25% el consumo de las mismas. La firma gallega se encarga de procesar el 90% de los residuos orgánicos de atún para fabricar harinas. Un esfuerzo que es complementado por el programa de manejo integral de residuos (plásticos, cartón y madera) y por el programa de reciclaje de residuos líquidos (aceite).

Para mantener un control preciso de su colaboración ambiental, el Grupo Calvo cuantifica constantemente las emisiones que realiza a la atmósfera para mantenerse dentro de los niveles permitidos. Esta labor de conciencia se extrapola a otras áreas de la empresa por medio del Programa de ahorro energético y para la educación ambiental. De esta manera, se garantiza la educación de la plantilla sobre la importancia de preservar el ambiente y optimizar los recursos.