Grupo TGT, compañía catalana dedicada a la producción y comercialización de quesos, inicia una nueva andadura empresarial en el País Vasco, con la reapertura y puesta en marcha de la planta de artesanos de la localidad vizcaína de Carranza (ARKA), que permanecía fuera de uso desde hace varios años. TGT se dedicará a la elaboración y comercialización de una nueva gama de quesos con leche de vaca Euskolabel y otros productos lácteos, así como al envasado de leche de vaca exclusivamente de productores de Euskadi, aunque esta última línea no quedará integrada en su oferta comercial.

TGT tiene previsto fabricar en una primera fase hasta 500.000 kg de queso, incluyendo los que se enmarcarán en la D.O. Idiazabal, y el resto serán quesos de leche de vaca con Euskolabel; además, envasará 25 millones de litros de leche producida en el valle de Carranza. Ambas actividades suponen un fuerte espaldarazo para el sector lácteo de Euskadi, tanto para la D.O. Idiazabal, que ve ampliada notablemente su producción, como para los ganaderos vascos, que están atravesando unos momentos delicados debido al descenso de consumo de leche de vaca.

El proyecto industrial creará alrededor de 50 puestos de trabajo en diferentes fases. En todo el proceso para la implantación de este grupo se ha contado con el apoyo y asesoramiento del departamento de desarrollo económico y competitividad del Gobierno Vasco y el centro tecnológico AZTI.

Grupo TGT agrupa a 26 empresas y lidera las ventas de queso en España, dado su doble posicionamiento de distribuidor de quesos internacionales y, a la vez, como uno de los destacados fabricantes de queso gracias a las plantas que posee en Barcelona, Toledo, Navarra y Murcia.