Galletas Gullón ha anunciado que invertirá 35 millones de euros durante 2015 en sus plantas industriales de Gullón 2 y Vida, a las que destinará 15 y 20 millones, respectivamente. Esta inversión se enmarca dentro del plan de inversiones de la compañía para el trienio 2014-2016 para el que había planificada una inversión total de 70 millones de euros.

La inversión para 2015 irá destinada a la compra de nuevas líneas de fabricación, zonas de empaquetado, infraestructuras para las naves (obra civil), y la ampliación de los silos de almacenamiento de las dos fábricas, debido a la necesidad de almacén de stock fruto de la expansión de la compañía tanto a nivel nacional como en los mercados internacionales. 

Buena parte de esta inversión irá destinada a Vida, la nueva planta industrial de Gullón que comenzó a funcionar hace dos años y que en la actualidad cuenta con dos líneas de producción y una tercera en fase de montaje. Además, el próximo 15 de abril, la compañía celebrará la inauguración oficial de esta nueva planta que se ha convertido en el principal proyecto de expansión de Gullón. Desde su puesta en marcha, la galletera ha aumentado su plantilla en cerca de 200 trabajadores, habiendo alcanzado durante 2014 el millar de empleados, cifra que confía en seguir incrementando durante el presente ejercicio al tiempo que se pongan en marcha nuevas líneas de producción.

Los buenos resultados anuales de las últimas dos décadas, en las que la facturación de Gullón ha crecido a un ritmo superior al 10% anual (2013 se cerró con 257 millones de euros), permiten a la galletera mantener su política de crecimiento orgánico e independiente de fuentes de financiación externas. En este sentido, según los datos proporcionados por IRI, al igual que ocurriera en 2013, año en el que la categoría de galletas creció un 5% y Gullón logró un incremento del 12,3%, durante 2014, de las cuatro principales marcas de galletas, Gullón volvió a ser la única marca de fabricante que incrementó sus ventas y, por lo tanto, su cuota de mercado. En concreto, a cierre de 2014, mientras el mercado experimentó una bajada del -0,6%, Galletas Gullón aumentó su facturación con la marca de fabricante un 8,4%.

Los resultados son igual de positivos en Portugal, donde la compañía está presente a través de su filial Bolachas Gullón, con un crecimiento durante el mismo periodo del 8,6% frente al 0,6% del mercado, según los datos de la consultora Nielsen.