AMDPress.- La compañía logística H. Sanz está adaptando sus sistemas de gestión y trabajo para adecuarse a la nueva normativa sobre trazabilidad de mercancías (Reglamento (CE) 178/2002, del Parlamento Europeo y del Consejo), que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2005. Esta nueva regulación afectará a la producción, transformación y distribución de alimentos.

Este proceso de integración de la trazabilidad con el actual sistema de gestión de H. Sanz se está realizando por radiofrecuencia, la cual permite un control absoluto sobre los productos, que se traduce en una rotación más adecuada de las mercancías y una mejor gestión en el almacén.

En relación con esta operación, el director general de la compañía, Fernando Sanz, ha señalado que “la adecuación no es un coste, sino una inversión, ya que nos permite aprovechar el potencial para ayudar a mejorar la competitividad de nuestros clientes, generando una ventaja real tanto para ellos como para nosotros”.