AMDPress.- Haribo España, filial española de la compañía de caramelos de gelatina y regaliz, celebra este año su décimo aniversario con una facturación durante 2004 de cerca de 51 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 32% respecto a 2003 en las ventas en el mercado español.

Según el director general de Haribo en España, Ferrán Juncá, el objetivo de la empresa es alcanzar en el presente ejercicio unas ventas de 60 millones de euros.

La cantidad dedicada a la inversión en 2004 alcanzó los 12 millones de euros y para 2005 se ha previsto que sea de 4 millones de euros. Hasta ahora la inversión se había dirigido a la compra de maquinaria y nuevas instalaciones pero ahora se centrarán en conseguir el posicionamiento de marca deseado por la compañía en el mercado nacional.

El grupo alemán cuenta con dos factorías en España, una en Cornellá de Terri (Girona) y una fábrica de regaliz en Crevillente (Alicante). En total suman una plantilla de 450 trabajadores que tienen previsto aumentar hasta los 500 en 2005.

Haribo España cuenta con una producción diaria de 3 millones de ositos, producto estrella de la compañía, y unos 100.000 kilos de caramelos. Para 2005, su objetivo es pasar de las 21 toneladas anuales de caramelos a las 25.000.