Aral Digital.- El grupo cervercero Heineken ha cerrado 2010 con un beneficio neto de 1.436 millones de euros, lo que supone un 41% más en comparación con los 1.018 millones de euros que ganó en 2009. Asimismo, la facturación de la empresa holandesa ascendió a 16.133 millones de euros, un 7,9% más en relación a los 14.701 millones de euros que facturó en el ejercicio anterior.

Por su parte, el volumen de venta de cerveza en 2010 se incrementó un 21%, hasta los 192,3 millones de hectolitros, frente a los 159,1 millones de hectolitros del ejercicio anterior, debido principalmente a la compra de la mexicana Femsa.

Gracias a la adquisición de esta cervecera, Jean François van Boxmeer, consejero delegado de Heineken, atisba "importantes nuevas oportunidades de negocio" en tres de los cuatro mayores mercados mundiales: México, Brasil y Estados Unidos.

Respecto a España, el mercado cervecero se contrajo un 1% por los efectos del plan de austeridad del Gobierno en el gasto de los consumidores.