AMDPress.- Los resultados de la multinacional cervecera Heineken para el primer semestre del año muestran un crecimiento en la cifra de negocio del 11%, hasta los 4.830 millones de euros, mientras que las ventas en volumen se incrementaron en un 20%, alcanzando los 54,4 millones de hectolitros vendidos. El beneficio neto, 293 millones de euros, cayó sin embargo un 27%. Desde la compañía atribuyen este descenso a ingresos extraodinarios que se registraron en el primer semestre del pasado año y señalan que, descontando el efecto de los extraordinarios y las amortizaciones, el beneficio neto se redujo un 4,5%, una reducción que explican por la revalorización del euro frente al dólar.

Entre las cifras claves del semestre, el grupo holandés destaca un crecimiento de sus marcas premium del 5,8%, así como un incremento del volumen de sus ventas en el mercado estadounidense del 9%.

Entre los objetivos de Heineken para este ejercicio está la potenciación de sus marcas premium y de su posición internacional. En el mes de agosto adquirió las cerveceras rusas Shikhan y Volga.