Aral Digital.- El fabricante estadounidense HJ. Heinz ha cerrado su ejercicio fiscal 2011, que concluyó el pasado 27 de abril, con unas ventas valoradas en 7.550 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2% respecto al año anterior (7.400 millones).

Especialmente relevante ha sido el incremento de la facturación experimentado en los mercados emergentes, que se ha cifrado en un 14,4%. Asimismo, la compañía ha obtenido un beneficio neto de 710 millones de euros, mientras que en el curso fiscal precedente la cifra ascendió a 620 millones.

De cara al año 2012, William Johnson, presidente y director ejecutivo del fabricante, ha anunciado un plan que incluye la salida de cinco fábricas, dos de ellas en Europa, dos en los Estados Unidos, y una en el Pacífico, dejando a Heinz con 76 plataformas en todo el mundo. Además, la compañía establecerá un centro de suministro en los Países Bajos para centralizar la adquisición, fabricación, logística y control de inventario.

Además, la empresa espera que las ventas en los mercados emergentes constituyan más del 20% de la facturación total del ejercicio fiscal 2012, materializando el crecimiento orgánico a doble dígito y las adquisiciones de Quero y Foodstar.