AMDPress.- La división de helados de Nestlé prevé aumentar sus ventas un 6% en 2005, hasta llegar a los 57 millones de litros. Este crecimiento sería el resultado de la estrategia de crecimiento llevada a cabo por la empresa basada en la fuerza de sus marcas, la innovación, la calidad de los productos y la capilaridad de la fuerza de ventas.

Según Alberto Bricall, director de Nestlé España y responsable del negocio de helados, 2004 tuvo una excelente evolución, con un aumento de casi 2 puntos en su diferencial de participación de mercado en los canales de Impulso y Restauración. En 2005, la empresa está ampliando su presencia en los clientes clave del mercado, aumentando su distribución gracias a la especialización y dimensión de sus redes comercial y logística.

En palabras de Bricall, la apuesta de Nestlé es la innovación en todos sus segmentos estratégicos. Este año se está consolidando el éxito de 2004 de productos como la tarrina familiar La Lechera Crema Catalana o Extreme Gold y Mini Gold, el primer cono de chocolate sin galleta. Entre las novedades del año, las que han alcanzado mayor éxito son el Bombón Nestlé Cheesecake, el nuevo sándwich Maxibon Cookies, el Pirulo Volador y las tarrinas La Lechera de Yogur, de Tarta de Manzana y de Tarta de Chocolate.