Aral Digital.- Hojiblanca y Cargill formarán una joint venture al 50%, para comercializar y abastecer a clientes de todo el mundo aceite de oliva envasado con marca propia y aceite de oliva granel. La nueva empresa está a la espera del visto bueno de la Dirección General de la Competencia de España.

Con esta nuevo proyecto, ambas empresas afrontan el reto que supone el aumento de la demanda mundial de aceite de oliva previsto para los próximos años. Según José Moreno, presidente de Hojiblanca: “El proyecto aunará la experiencia de Hojiblanca como productor de aceite de oliva más importante del mundo, con la red mundial de clientes de aceites vegetales que tiene Cargill; por lo que la joint venture ofrecerá a clientes de marcas privadas de España y del resto del mundo la oportunidad de distribuir productos elaborados a la medida de sus necesidades”.

Por su parte, José María Mateo, presidente de Cargill España considera que “Cargill viene trabajando con Hojiblanca desde años y ha quedado impresionada con la pericia, la fiabilidad y el nivel de calidad de los aceites de oliva de Hojiblanca. Una vez creado este acuerdo, los clientes de todo el mundo podrán acceder, a través de la red de Cargill, a una amplia gama de los excelentes aceites de oliva de Hojiblanca”.

Hojiblanca produce una media anual de 90.000 Mt de aceite de oliva, cuenta con 49 cooperativas oleícolas y representa a más de 28.000 olivareros asociados. Las actividades de Cargill en España se iniciaron hace casi 50 años. La empresa se expandió convirtiéndose en un importante proveedor de alimentos especiales e ingredientes para alimentos en el mercado español y tiene ahora alrededor de 1.200 empleados en todo el país. Cargill es una de las empresas más importantes presente en los mercados de refinación y envasado de aceites vegetales así como en la comercialización de otros ingredientes para la industria alimenticia mundial.