Importaco obtuvo unas ventas de 584,5 millones de euros en 2019, un crecimiento del 8%. Por negocios, 519 millones proceden del negocio de frutos secos y 65 millones del negocio de Bebidas Naturales. Respecto al beneficio neto del ejercicio, este se mantuvo respecto a 2018, situándose en 22,4 millones de euros.

“Los resultados del ejercicio 2019 son consecuencia de la profesionalidad y compromiso de todo el equipo de Importaco. Gracis a ellos, podemos mantener un crecimiento sostenible y continuar con nuestra apuesta por la especialización y el conocimiento”, según afirma Toño Pons, presidente de Importaco.

Además, la compañía ha aumentado la capacidad productiva y la eficiencia de sus fábricas gracias a los más de 31 millones de euros invertidos en 2019. La mayor inversión, 17 millones de euros, los dedicó a la fábrica de Parc Sagunt. Otros 11 millones de euros se destinaron a maquinaria y equipamiento industrial para aumentar la capacidad productiva del resto de centros de producción.

Las inversiones superan los 31 millones de euros con el objetivo de aumentar la capacidad productiva y la eficiencia de sus fábricas

Cabe mencionar que la fábrica de Parc Sagunt se puso en marcha durante las fases más restrictivas del confinamiento para hacer frente a la alta demanda de pipas. Dicha fábrica, especializada en la producción de pipas de girasol y de calabaza, tiene una capacidad productiva de ocho millones de kilos anuales y cuenta con una superficie de 12.000 metros cuadrados.

Asimismo, el compromiso de Importaco con la sostenibilidad se materializa en los planes de eficiencia energética, de economía circular y de análisis del ciclo de vida. Sus centros consumen el 100% de la energía eléctrica de origen renovable, evitándose en 2019 la emisión de 14.771 toneladas de CO2; y son gestionados bajo los principios de residuo cero, reduciéndose un 15% los residuos generados en 2019. Además, para mejorar la reciclabilidad de los envases, se realizaron proyectos de colaboración con los institutos tecnológicos Itene y Ainia.

Por otro lado, con motivo del aumento de la demanda de frutos secos durante la pandemia, la empresa ha contratado a más de 250 personas para reforzar la producción y mantener el servicio, por lo que la plantilla asciende a 1425 empleados, un +4%. Incluso, para premiar su compromiso durante los meses de marzo, abril y mayo, se les ha hecho entrega de un plus.

Por último, ha colaborado con entidades sociales a través de la donación de más de 70.000 litros de agua mineral a hospitales y centros de mayores de la Comunidad de Madrid, de la Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha y 42.000 envases de frutos secos a hospitales de la Comunidad Valenciana y Cruz Roja.