AMDPress.- Italia y Finlandia han propuesto establecer dos agencias encargadas de la gestión de la alimentación en la Unión Europea; una que se ubicaría en Parma y otra en Helsinki.

En el supuesto acuerdo, ambos gobiernos proponen que la capital finlandesa, Helsinki, acoja una agencia europea para la seguridad alimentaria, y que Parma sea la sede de un organismo encargado de las denominaciones de origen y de los alimentos de calidad y tradicionales de la U.E. Parma y Helsinki son dos de las cuatro ciudades candidatas a albergar la sede definitiva de la Autoridad Alimentaria Europea (AAE), por la que también compiten la ciudad francesa de Lille y la española de Barcelona. La AAE, ante el desacuerdo de los Quince por elegir su localización definitiva, está funcionando provisionalmente desde el pasado año en la ciudad belga de Bruselas.

Como respuesta a estas fuentes, David Byrne, comisario europeo de Sanidad, ha afirmado que no existe un "consenso total" entre Finlandia e Italia sobre la idea de establecer estos dos organismos; remarcando que, aun en caso de que existiera este acuerdo, "es el Consejo de Ministros de la Unión Europea el que decidirá la localización definitiva de la AEA, y no los Estados Miembros".