Aral Digital.- El plan de negocio del grupo alimentario J. García Carrión prevé que el volumen de las ventas destinadas a la exportación supere a las dirigidas al mercado nacional en 2014, aunque "no descartamos que ese hecho se produzca un año antes", prevé José García Carrión, presidente de la compañía.

J. García Carrión, que está presente en los mercados del vino, zumos y gazpacho-caldos, cerró el ejercicio 2010 con 850 millones de litros vendidos, de los que 550 corresponden al mercado doméstico. La previsión para 2014 apunta a la venta de 1.300 millones de litros, de los que 700 procederían de las exportaciones, debido a que "la estructura productiva y el desarrollo de los mercados implican que preveamos un incremento en las ventas del 60% en los próximos cuatro años", atestigua García Carrión.

La compañía, que cerró el ejercicio 2010 con una facturación de 650 millones de euros ( 8,3%), prevé facturar este año 720 millones de euros, lo que se traduciría en un incremento del 10%. Sobre el total de la facturación, el mercado español representa actualmente el 60% del total (390 millones de euros).

J. García Carrión, que está presente en 120 países, quiere potenciar especialmente su presencia en Estados Unidos y Reino Unido. Para el primero de los países prevé la venta de tres millones de cajas de botellas de vino a corto plazo, mientras que para el segundo prevé elevar un 30% sus ventas de zumo (el pasado año vendió 107 millones de litros).

J. García Carrión cuenta actualmente con 64 líneas de envasado, repartidas entre cuatro plantas de producción (Almería, Huelva, Ciudad Real y Murcia) y las bodegas en las que está presente con Denominaciones de Origen. De entre todas las plantas, merece una mención la ubicada en Villanueva de los Castillejos (Huelva), ya que se trata de "una planta única, con un modelo de producción que no tiene nadie", según el presidente de la compañía.

La empresa prevé duplicar en un plazo de entre tres y cinco años la producción de zumo exprimido en la fábrica mencionada, que actualmente tiene una capacidad de procesado de dos millones de kilos de naranjas diarios. Para ello, esta unidad productiva, que ya ha recibido una inversión de 120 millones de euros, requerirá otra inyección de 70 millones de euros.