AMDPress.- Koipe ha obtenido un beneficio neto consolidado en el primer semestre del ejercicio de 5,88 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 28,44 por ciento, a pesar de que la facturación bajó el 9,2 por ciento hasta 215,89 millones de euros. Según la información enviada a la sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la caída en las ventas se explica por la reducción de los volúmenes de aceites.

Los datos de los seis primeros meses reflejan un incremento del resultado neto de explotación del 21,8 por ciento hasta 8,7 millones de euros; mientras que el resultado de actividades ordinarias alcanzó los 8,76 millones de euros, el 18 por ciento más. En cuanto a la sociedad individual, el beneficio neto creció casi un 30 por ciento hasta 4,15 millones de euros, en tanto que las ventas subieron el 8,5 por ciento hasta 27,56 millones de euros.