AMDPress.- Kraft Foods, la mayor compañía estadounidense dedicada a la comercialización de artículos alimenticios y bebidas, ha anunciado una reestructuración organizativa a nivel mundial que implica una reasignación de funciones para numerosos ejecutivos de la empresa.

Esta nueva estructura se basará en tres pilares fundamentales. En primer lugar, la división de desarrollo de categorías y marketing, presidida por Betsy Holden, se ocupará de acelerar el crecimiento del grupo. Por otra parte, las unidades comerciales serán las encargadas de lograr “sólidos resultados país por país” y estarán agrupadas en la delegación de Norteamérica y la internacional, encabezadas por David Johnson y Hugh Roberts, respectivamente. Por último, el resto de funciones importantes se enfocarán a nivel mundial para ahorrar costes y aumentar la efectividad. Estos tres grupos básicos trabajarán en común en torno a los cinco sectores de la compañía: bebidas, aperitivos, quesos y lácteos, platos preparados y comestibles.

“A la vez que somos más globales, debemos mantener y fortalecer la experiencia local que ha contribuido a nuestro éxito”, señaló Roger Deromedi, que asumió la dirección de la compañía en diciembre de 2003. Asimismo, el directivo explicó que Kraft ofrecerá más detalles de su nueva organización el próximo 27 de enero en Nueva York, donde se comentarán los resultados de la compañía en 2003, las previsiones para el presente año y su plan de crecimiento a largo plazo.