AMDPress.- La compañía cervecera Scottish & Newcastle ha anunciado la cesión de su negocio de hostelería (cerca de 1.400 bares, restaurantes y hoteles) a Spirit Amber, una nueva sociedad formada por un consorcio liderado por grupos de inversiones privados como Blackstone, Texas Pacific, CVC Capital Partners y Merrill Lynch Global Private Equity.

La operación supondrá la transacción de 3.600 millones de euros e incluye un acuerdo de suministro con siete años de validez. Con esta venta, que se cerrará en noviembre, la cervecera británica espera reducir su deuda en un 50%, hasta 1.800 millones de libras, y situar su índice de endeudamiento en el 62%.

A partir de esta posición, la compañía, según ha explicado su presidente, Tony Frogatt, podría adquirir nuevas marcas y centrarse en los planes de expansión en sus principales mercados (Gran Bretaña, Francia y Rusia), así como en mercados con buenas perspectivas, como Estados Unidos, Europa del Este, India y España.

En este caso, la filial ibérica del grupo cervecero británico Scottish & Newcastle anunció que espera aumentar su facturación un 50% en los próximos ejercicios (ver ARAL Digital número 746).