La Comisión Europea firmó el jueves, 12 de abril, un acuerdo con Estados Unidos para terminar con el conflicto de las importaciones de plátanos de la Unión Europea que ha provocado que Estados Unidos mantenga una serie de sanciones sobre determinadas exportaciones europeas. Según anunciaron los comisarios de Comercio Exterior, Pascal Lamy, y de Agricultura, Franz Fischler, el acuerdo alcanzado con Estados Unidos pasa por la puesta en marcha de un nuevo sistema de licencias para las importaciones de plátanos de la UE que estará vigente hasta el 2006, para a partir de dicha fecha instalar un sistema arancelario, y el levantamiento de las sanciones por parte de Estados Unidos a las exportaciones europeas.

El conflicto surgió en 1993, cuando la UE constituyó un nuevo régimen de importación en sustitución de los dos sistemas vigentes, que fue considerado por Washington y diversos países productores latinoamericanos, entre ellos el primer exportador mundial de plátano Ecuador, discriminatorio para sus exportaciones frente a la de los países ACP (África, Caribe y Pacífico). Estados Unidos denunció a los Quince ante la OCM, que consideró el nuevo régimen europeo contrario a las normas internacionales de comercio. Además, autorizó a Estados Unidos a imponer sanciones económicas mediante incrementos arancelarios sobre una lista determinada de productos europeos.