AMDPress.- La cooperativa de vino Nuestra Señora del Rosario de El Provencio (Cuenca), presentó ayer miércoles, 10 de diciembre, su nueva imagen de marca y dos nuevos productos que ha puesto en el mercado, el chardonnay-sauvignon blanc y el elaborado sobre la varietal joven Syrah. El rasgo más destacable de su imagen renovada es la reducción de las etiquetas de todas sus botellas (3 blancos y 4 tintos).

La actividad principal de esta cooperativa es la elaboración, embotellado y comercialización de vino con las marcas Canforrales, Campos Reales, Herdad de Loza y Gladium para el vino acogido a la D.O. La Mancha y con las marcas Nava Parda y Tormo para el vino de mesa. También se prestan servicios a los socios como material para la instalación de viñas en espaldera, tramitación de seguros agrarios, o actualizaciones y modificaciones en el registro vitícola. En los últimos años, las mejoras en sus instalaciones han supuesto una inversión de 3,5 millones de euros, respaldada con ayudas de un millón de euros de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha.

La prioridad de la cooperativa es buscar la consolidación en los mercados europeos, así como en EEUU, donde este año ya han llegado a las 500.000 botellas. Asimismo, países como Noruega, Suecia, Alemania, Países Bajos, Francia o Polonia son ya destino de esta cooperativa, que ha planificado para próximas fechas una campaña en Rusia con el objetivo de entrar en este mercado.

En cuanto al volumen de producción, la cooperativa obtuvo en la pasada campaña unos 25 millones de kilos de uva, de los cuales 21 millones son de uva blanca y los 4 restantes de uva tinta. El año pasado embotellaron más de 2,5 millones de botellas y la perspectiva para este año es alcanzar los 3,5-4 millones.