AMDPress.- La Oficina Comercial de la Embajada de España en Roma ha remitido un comunicado en el que advierte del riesgo de estafa que desde hace años sufren algunas empresas exportadoras españolas, especialmente del sector agroalimentario y en menor medida del de bienes de consumo. Según detalla el texto, estas estafas consisten en que la empresa importadora italiana, amparada por datos falsos, consigue que la empresa española le sirva un pedido que posteriormente no es pagado, sin que la importadora sea localizada posteriormente.

El modus operandi de los estafadores comienza por contactar con el exportador a través del móvil o fax solicitando información de precios. En algunos casos se persona en la empresa española un individuo aparentando ser un empresario o representante para regatear el precio y ofrece como forma de pago un cheque o pagaré con plazo de 30 a 60 días. Una vez acordado el negocio, es durante el transporte de la mercancía cuando el conductor del camión recibe instrucciones de cambiar el destino de entrega, con lo que una vez entregada, la mercancía desaparece.

Según la embajada, “la excesiva flexibilidad” de las empresas españolas en cuanto a sus formas de cobro parecen ser las causas de que se produzcan estos fraudes. Para ello, la embajada propone asegurar estas gestiones a través de compañías como “Cese, Crédito y Caución, etc”, evitando en la medida de lo posible asegurar la operación a través de compañías italianas ofrecidas por el importador “que a veces son falsas”.

En cualquier caso y para evitar sustos, la Oficina Comercial aconseja al exportador asegurar el cobro por adelantado de sus envíos y comprobar todos los datos fiscales y de identidad aportados por la empresa compradora. A través de los teléfonos 0039 06 372 82 06 y 372 81 27, esta oficina ofrece un servicio informativo del que puede beneficiarse cualquier empresa que realice exportaciones a Italia.