AMDPress.- La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha presentado una demanda ante la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid en contra de la cadena de distribución Carrefour, por supuestas prácticas de ventas de aceites por debajo de los precios de coste.

El sector industrial envasador de aceites, tanto de oliva como de girasol, integrados en la Asociación Nacional de Industriales Refinadores y Envasadores (ANIERAC) venía hace meses denunciado estas políticas comerciales por parte de las grandes empresas de hipermercados, ya que los precios de las materias primas en origen son superiores a los precios que se fijan en la venta al público. La semana pasada, por ejemplo, se podía encontrar en un centro comercial de una gran localidad de la zona sur de Madrid aceite de girasol a un precio de 0,29 euros/litro (es decir 48 pesetas la botella) cuando en origen el aceite de girasol refinado se pagaba en las 103 pesetas.

El sector aceitero se queja de que gracias a estas políticas de ventas de aceite a bajo precio, las marcas de la distribución han logrado acaparar una cuota de mercado en torno al 40% del conjunto de los aceites de oliva envasados.

ANIERAC considera que este tipo de demandas debían generalizarse a todas las comunidades autónomas, dado que al margen del daño que están ocasionando a todo el sector productor y envasador de aceite de oliva, se está generando una cierta confusión al consumidor en la creencia de que el resto de los aceites con marcas tienen un precio inflado en sus botellas.