AMDPress.- La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha comunicado hoy el “rechazo firme” por parte de la industria de la alimentación y bebidas a la decisión del Gobierno de incrementar los impuestos especiales de las bebidas con contenido alcohólico en un 10% para hacer frente al déficit de la sanidad pública española.

El Gobierno aprobó el pasado viernes, 16 de septiembre, un aumento de los impuestos especiales tanto de las bebidas con contenido alcohólico como del tabaco. La FIAB opina que no puede compararse el alcohol con el tabaco, y que “los problemas ligados al consumo de estas bebidas son debidos a un uso abusivo, no a las bebidas en sí”. En este sentido, Jorge Jordana, secretario general de la FIAB, ha explicado: “Esta medida será ineficaz para luchar contra el consumo abusivo de estos productos, dado que se producirá una sustitución por otros más baratos”.

La FIAB sostiene que esta medida penaliza directamente al consumidor, especialmente al de menor poder adquisitivo, que dedica mayor porcentaje de su presupuesto familiar al gasto alimentario que el de mayor nivel económico.

Asimismo, la FIAB calcula que este incremento ocasionará un fuerte impacto en el sector de alimentación y bebidas, así como en otros dependientes del mismo, como agricultura, distribución, hostelería y turismo. Además, en opinión de la FIAB, la medida es inflacionista, ya que el peso del precio de las bebidas con contenido alcohólico en el IPC es elevado, representando tanto como la carne de ave en el consumo doméstico. El precio de estos productos incide también en la hostelería, ya que las ventas a través de este canal representan casi un 20% de este componente del IPC.