La catalana Pacfren, Panificadora Ampuriabrava, dedicada a la fabricación de pan precocido y bollería congelada, inaugurará el próximo sábado, día 8 de septiembre, nuevas instalaciones en la localidad de Girona de Vilamalla, donde trasladará su sede central, hasta ahora ubicada en Empuriabrava. Las nuevas instalaciones, en las que la compañía ha invertido 10,8 millones de euros (1.800 millones de pesetas), ocupan una superficie de 22.000 metros cuadrados y disponen de 10.000 construidos.

Este nuevo centro permitirá a la firma catalana incrementar su producción entre un 25 y un 30%, lo que supondrá elevar el volumen de fabricación sólo de pan precocido, su productos estrella, a más de 120.000 barras diarias.