AMDPress.- Los ganaderos adscritos a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de Carne de Avila obtuvieron en 2002 una facturación cercana a los dos millones de euros, un 10% más que en el año anterior. La producción, sin embargo, cayó alrededor de un 5%, hasta las 645 toneladas, debido a que los animales se están sacrificando con menos edad que antes.

La IGP cuenta con 272 ganaderías y 107 cebaderos y su carne se comercializa en unos 40 establecimientos que principalmente están ubicados en Madrid, Avila, Valladolid y Segovia, aunque también se distribuye en una carnicería de Bilbao y en otra de Cáceres.