ARAL Digital.- La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera Gallega ha conseguido la acreditación ENAC para la certificación de la trazabilidad de su carne, que responde a criterios de transparencia, rigor, fiabilidad y control y supone un "salto cualitativo" de garantía al consumidor.

Ternera Gallega ha destacado en un comunicado las máximas garantías en control y certificación del producto para una mayor seguridad alimentaria con esta acreditación que reconoce, tras dos años de trabajo, la competencia técnica del Consejo Regulador de la IGP para certificar carne de vacuno según los criterios recogidos en la norma europea UNE-EN 45011. Este sistema se basa en el seguimiento y control de la producción de carne de Ternera Gallega en todas sus fases, desde las explotaciones en las que se crían los animales, pasando por los mataderos y las salas de despiece donde se procesa la carne amparada por la IGP, hasta llegar a los consumidores.