AMDPress.- A finales de febrero la producción de aceite había alcanzado en nuestro país, según la Agencia para el Aceite de Oliva, las 800.000 toneladas, con unas existencias finales de algo más de 756.000 toneladas.

Por comunidades autónomas, Andalucía tiene actualmente un volumen de aceite en torno a las 654.547 toneladas, a lo que habría que sumar las existencias al inicio de campaña de 192.447, con lo que con unas salidas de 341.431 toneladas tenemos un balance de existencias finales en manos de los productores de algo más de 505.560 toneladas.

Respecto al ritmo de comercialización en el mercado interior se observa una cierta ralentización en los dos primeros meses de este año 2003, lo que se traduce en que desde noviembre a febrero el total de ventas se ha situado en las 202.000 toneladas, cuando el año anterior se habían alcanzado ya las 240.000 toneladas. No ocurre lo mismo con las exportaciones, que parecen mantener su misma línea de ventas en el exterior hasta alcanzar en los cuatro meses de campaña las 182.000 toneladas.

En cuanto a las importaciones de aceite, nuestro operadores han llevado a cabo, en lo que va de campaña, compras por un total de 10.000 toneladas, y que podrían incrementarse en los próximos meses a medida que avance la campaña de comercialización y se vayan conociendo las posibilidades de enlace de campaña para el próximo uno de noviembre.

Respecto a las expectativas de floración y producción de aceituna para la próxima campaña 2003/04, las primeras impresiones indican que, aunque lleguemos a final de esta campaña con unas existencias cortas, nos vamos a encontrar con una gran cosecha, dado que el árbol se encuentra en plena forma gracias a las buenas condiciones climáticas que han acompañado el pasado invierno y la recién iniciada primavera.

Aunque es todavía muy precipitado aventurar datos de volumen de aceite, algunos comentarios apuntan a que podríamos asistir a una cosecha por encima del millón cuatrocientas mil toneladas, que fue un récord absoluto la pasada campaña.