AMDPress.- En el último año la producción de aguas de bebidas envasadas en España se situó la cifra de 4.263 millones de litros, lo que representa un crecimiento del 9,4% respecto a 2000, año en el que se alcanzaron los 3.860 millones de litros, según las cifras de la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE). Un volumen que posiciona a España como el cuarto productor europeo, por detrás de Alemania, Italia y Francia.

Los españoles, que han ido aumentando año tras año su consumo de aguas envasadas, lograron en el pasado ejercicio alcanzar, por primera vez, los 103 litros por habitante. Según la patronal del sector, esta favorable evolución se debe a los nuevos hábitos más saludables del consumidor y a un mayor conocimiento de las aguas envasadas, en cuanto a procedencias, composiciones y sabores.

En cuanto al reparto por tipos de aguas, el 90% de la producción corresponde a las minerales naturales, el 7% a las de manantial y el resto a las potables preparadas. Respecto a la diferenciación entre aguas con gas y sin gas, las preferencias de los españoles siguen decantándose claramente por estas últimas, que, al contrario de lo que sucede en otros países europeos, cuentan con una representación del 95% sobre la producción total. El agua envasada sin gas aumentó su producción un 11% en el pasado ejercicio, mientras que el agua con gas mantuvo su nivel de producción estable.