AMDPress.- El índice general de producción industrial (IPI) del pasado mes de septiembre ha experimentado una variación del 2% sobre el mismo mes del año anterior, cifra que se reduce al -0,1% descontando los efectos de calendario, según los datos facilitados ayer, 5 de noviembre, por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mismo mes del año anterior han sido de un 2,2% para la energía, bienes intermedios un 0,8% y bienes de consumo no duradero 0,3%, contrarrestados por descensos en los grupos de consumo duradero (-4,3%) y bienes de equipo (-4,2%). Por su parte, la producción de bienes de consumo, en su conjunto, anota un retroceso interanual (-0,3%).

En los nueves primeros meses del año, la tasa media del IPI se sitúa en un 1,4% respecto al mismo periodo de 2002. Atendiendo al destino económico ha sido del 0,9% para los bienes de consumo (un -0,6% para los bienes de consumo duradero y un 1,2% para los bienes de consumo no duradero), del -0,7% para los bienes de equipo, del 2,3% para los bienes intermedios y del 2,9% para la energía.

Por ramas de actividad, los ritmos de crecimiento más altos en el periodo enero-septiembre, con series originales, han correspondido a coquerías y refino de petróleo (10,8%), industria química (5,9%) y extracción de minerales no energéticos (5,4%).

Por el contrario, las ramas que presentan los mayores descensos son las de máquinas de oficina y equipo informático (-40,8%), material electrónico, radio y televisión (-11,7%), cuero y zapatería (-9,1%), extracción de productos energéticos (-8,4%) e industria textil (-7,5%).