ARAL Digital.- La evolución de los indicadores de sostenibilidad en la producción de huevos española ha sido muy positiva en los últimos años. Las mejoras en genética, nutrición animal, prevención y control de enfermedades, alojamiento y manejo de las gallinas han conseguido que se aumente la producción de huevos de manera más eficiente y sostenible, según explica la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible .

España es el segundo productor de huevos de la Unión Europea. Factura unos mil millones de euros anuales y exporta en torno al 20% de la producción de huevos de consumo, principalmente al mercado comunitario. En España hay unas 1300 granjas de gallinas ponedoras, todas ellas líderes en innovación e implantación de nuevas tecnologías para cumplir con las normativas de calidad y responder a las demandas del mercado. La actividad del sector del huevo está sujeta a un conjunto de normas regulatorias elaboradas fundamentalmente en el marco de la Unión Europea y que conforman el denominado Modelo Europeo de Producción (MEP) basado en la promoción de la sostenibilidad de la producción agroalimentaria, la protección del medio ambiente y el bienestar y la sanidad animal, añaden desde la Plataforma. Por esta razón las granjas españolas están invirtiendo en mejoras en las instalaciones y en la forma de producción para adecuarse a las normas sobre bienestar animal y reducir su impacto ambiental.

En la Unión Europea se distinguen cuatro sistemas de producción de huevos: en jaula, en suelo, camperos y ecológico. En todos ellos se mantienen las condiciones adecuadas para el bienestar de las aves y se aplican las normas de higiene y sanidad animal esenciales para que se produzcan huevos seguros.