AMDPress.- La I.G.P. Ternera de Extremadura ha certificado en 2005 dos millones de kilos de carne de un total de 7.143 animales, lo que supone un incremento de un 36% con respecto a 2004. Las empresas inscritas en la I.G.P. facturaron seis millones de euros, un 65% más que en el ejercicio anterior. El pasado año la indicación ha acogido a 390 ganaderías, 235 cebaderos, 13 industrias y 7.143 canales certificados, de los que, el 51% corresponde a añojo, el 41% a ternera y el 8% a novillo.

Actualmente, el 40% de las ventas de este vacuno se concentra en Extremadura y el 60% en el sur de Madrid, Italia y simbólicamente en Portugal. Para Enrique de Muslera Pardo, presidente de la I.G.P. Ternera de Extremadura: “Nuestra meta es que esta carne de vacuno, extremeña y de calidad, consiga avanzar más en los mercados nacionales y en la restauración”. El principal objetivo de estos productores para el año 2006 es, que tras tres años de crecimiento, se mejore el sistema de control con una fuerte inversión en nuevas tecnologías.

Las principales razas de vacuno dentro de esta I.G.P. son la Retinta, Avileña Negra Ibérica y Morucha. También existen algunos ejemplares de Blanca Cacereña, Berrenda en Negro y Colorado. Junto a las razas autóctonas, todas ellas dedicadas en la actualidad a la producción cárnica, se utilizan otras de origen europeo, principalmente Charolesa y Limusín, para la obtención de animales cruzados.