Deoleo lanza en el mercado aceite de oliva virgen extra Carbonell de producción sostenible, y anuncia que el 100% de los aceites virgen extra de su marca emblemática será producido según estos criterios. Además, en 2025 estarán certificados el 80% de los aceites de oliva virgen extra que la compañía comercializará en todo el mundo.

En este sentido, los aceites Carbonell virgen extra contarán a partir de ahora con el sello de Producción Sostenible certificado por Intertek, que garantiza que el producto cumple con criterios de sostenibilidad desde el punto de vista económico, social, de calidad y medioambiental. España, junto con Estados Unidos, es el primer país donde se lanza este producto certificado.

El objetivo de Deoleo para 2025 es que el 80 % de todos sus aceites de oliva virgen extra tengan este certificado

 

Este compromiso, que recoge el reto planteado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas para las empresas, es fruto de la apuesta de la compañía por ser el motor del cambio e inspirar al sector y al consumidor final para lograr la sostenibilidad del aceite de oliva.

En este sentido, Paula Barrocas Lopes, directora de calidad de Deoleo afirma que “Deoleo se ha comprometido a responder al reto de la ONU y nuestra apuesta, como empresa líder y responsable, va más allá de implementar y cumplir con los requisitos de calidad y seguridad alimentaria, y por eso hemos incorporando en nuestras políticas internas los 17 ODS de Naciones Unidas a través de un protocolo, que define cómo y en cuanto contribuimos a cada uno de ellos y que recoge una serie de medidas para garantizar la sostenibilidad y calidad del proceso en toda la cadena de valor, desde los olivares hasta el envasado”.

Sostenibilidad económica, social, medioambiental y de calidad

El sello de Producción Sostenible, que desde hoy mismo aparece los envases de aceite oliva virgen extra de Carbonell, refleja el trabajo de varios años y a la colaboración con 96.000 familias de agricultores y almazaras locales, que hacen posible esta garantía de sostenibilidad del aceite de oliva de cultivo tradicional en cuatro aspectos fundamentales.

El sello de producción sostenible, avalado por Intertek, incluye criterios sociales, económicos, de calidad y medioambientales

 

En primer lugar, el aspecto social se responsabiliza en torno al fomento del empleo local, la incorporación de prácticas de igualdad y la formación de pequeños agricultores, a través de un acuerdo de Deoleo con la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

Por otro lado, en su compromiso con la calidad, apuesta por la defensa de los varietales autóctonos y otros aspectos como la cosecha temprana, que permiten asegurar y mejorar la calidad de un producto saludable y esencial en nuestra gastronomía.

En el terreno económico, Deoleo contribuye a la formación para mejorar los procesos de producción, fomenta la profesionalización de las empresas certificadas y desarrolla con ellas acuerdos marco de suministro a largo plazo que permiten su estabilidad y desarrollo.

Por último, en materia medioambiental, se ve reforzado con la promoción de técnicas de biodiversidad en el olivar como la utilización de la cubierta vegetal, y la formación en nuevas técnicas de agricultura sostenible para cuidar el entorno y reducir el impacto.

Además, Deoleo adquiere un compromiso de compra del aceite de producción sostenible, de forma que los pequeños agricultores y almazaras que se adhieran al protocolo puedan contar con que su producto, que tiene unas características especiales y que en muchos casos no puede competir por precio, siga teniendo un valor y aportando variedad y riqueza a los aceites de oliva que el consumidor puede disfrutar.

Salvemos el buen aceite

El grupo Deoleo ha puesto recientemente en marcha el proyecto “Salvemos el Buen Aceite”, un movimiento que busca impulsar un nuevo modelo más sostenible para toda la categoría de aceite de oliva y también implicar a todos los actores de este sector. El nuevo Carbonell certificado es el primer paso de una iniciativa que tiene un objetivo más amplio.

”Hemos querido transcender el ámbito de la marca y promover un impacto positivo en nuestro entorno, movilizar al sector del aceite de oliva, y también al consumidor, para proteger algo que está en el corazón de la economía, la cultura, la gastronomía y la imagen de España como es el Buen Aceite de Oliva, el aceite de oliva de calidad”, explica Francisco Rionda, director de Marketing de Deoleo en España.

En este sentido Deoleo ha impulsado la creación de la Asociación PROValor, abierta a la incorporación de nuevas empresas que tengan el mismo objetivo a futuro, y que nace ante la preocupante situación que atraviesa el sector oleícola en España y con el objetivo de impulsar la necesaria transformación del sector y devolver el valor a la categoría del aceite de oliva en nuestro país y en el mundo.

Un momento clave para el sector

Según un reciente informe el cultivo tradicional del olivar está en peligro. El motivo es la escasa rentabilidad para los pequeños agricultores y la brecha creciente entre una mayor producción y un menor consumo. Un problema que se da en todo el mundo y también en España.

Como consecuencia de ello, 500.000 hectáreas de olivar tradicional español podrían desaparecer en la próxima década, y esto pondría en riesgo varietales autóctonos, economías locales, el freno a la desertización y absorción de dióxido de carbono que supone el olivar y contribuiría a la despoblación y la España vaciada, además de amenazar las culturas, tradiciones y sabores locales.