La Comisión Europea ha decidido abrir una investigación sobre el proyecto de fusión de la empresa alemana Sudzucker AG, Mannheim/Ochsenfurt y la francesa Saint Louis Sucre S.A.. Bruselas muestra en un comunicado sus “dudas serias” sobre la compatibilidad este proyecto debido a la fuerte posición que tiene la empresa alemana sobre todo en el mercado belga y en el sur de Alemania, zonas en las que Sudzucker tiene ella sola ya entre el 70 y el 90% del mercado.

Las actividades del grupo que está presente además de en Alemania en Bélgica, Austria y Europa oriental comprenden la producción y distribución de azúcar, edulcorantes, aditivos alimentarios, melaza y helados. Mientras Saint Louis Sucre se dedica principalmente a la producción y distribución de azúcar, melaza y alcohol y ejerce sus actividades en Francia y Europa oriental.

La Comisión Europea dispone de meses cuatro para tomar una decisión definitiva al respecto.