Aral Digital.- La unión entre Bonduelle y Gelagri, filial de la cooperativa Coopragi Bretagne, ya está operativa. Si el pasado 1 de abril se produjo la transferencia de las actividades comerciales y la unidad de producción para España, a comienzos de este mes de mayo se ha realizado la unificación para el resto de las actividades del grupo en los mercados de Francia y Europa occidental.

A mediados de septiembre del pasado año se anunció esta unión, gestada para desarrollar el negocio de verduras congeladas bajo la marca de distribuidor en la Unión Europea. Coopagri Bretagne controla el 64,5% de la compañía resultante, mientras que el 35,5% está en manos de Bonduelle. Se espera que la nueva compañía genere un volumen de 150.000 toneladas de verduras congeladas y una cifra de negocio de 160 millones de euros.

Gracias a las sinergias entre los equipos, nuevos productos de marca de distribuidor están ya previstos y estarán puestos en marcha dentro de algunos meses, según comenta Frederic Soudon, director general de Gelagri. “La nueva estructura nos permitirá atender mejor las expectativas de los distribuidores, gracias a la ampliación de la oferta de producto y la seguridad del suministro agrícola por la diversificación de las zonas de recolección”, concluye Soudon.

La nueva compañía cuenta con cuatro plantas de producción, dos en Francia (Loudéac y Saint Caradec) y otras dos en España (Milagro y Santaella). Comercializa la marca Paysan Breton.