Aral Digital.- El gigante lácteo Lactalis ha adquirido Fromageries de l’Etoile, un fabricante francés de quesos con sede en la ciudad de Isère, y con el que pretende reforzar su posicionamiento en el mercado de los quesos con denominación de origen. Esta operación se produce después de que el pasado mes de julio el grupo galo confirmara la compra de Parmalat.

Fromageries de l'Etoile es una compañía que emplea a cerca de 250 personas y cuyo volumen de negocio asciende a 51 millones de euros. Reúne anualmente 30 millones de litros de leche, mientras que su producción es de 3.700 toneladas de quesos al año. Según la propia quesera, sus productos son exportados a países de todo el mundo, como Alemania, Estados Unidos, Australia y Japón.

La nueva entidad absorbida por Lactalis tiene operativas cuatro plantas de producción en las provincias francesas de Vercors y Quercy, donde elabora -a la manera tradicional- marcas como Saint Marcellin, Rocamadour, varias de ellas con Denominación de Origen. De este modo, el grupo de Laval consolida su apuesta por los quesos con Denominación de Origen.