Aral Digital.- Las empresas conserveras españolas han cerrado 2009 con una facturación de 1.300 millones de euros, que supone un incremento del 0,09% respecto al ejercicio precedente. Igualmente, el sector también ha aumentado la producción, un 1,95%, con un total de 354.179 toneladas, según los datos publicados por la Asociación Nacional de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco).

Por especies, ha crecido la producción de berberechos ( 12,5%) con 6.061 toneladas; y atún blanco ( 11,2%) con 13.733 toneladas. La especie que ha alcanzado mayor producción ha sido el atún con 220.037 toneladas. Sin embargo, han disminuido el pulpo (-10,3%) y las navajas (-12,2%). Por su parte, todas las categorías han sufrido bajadas de precios, excepto en el caso de los calamares y chipirones, cuyo valor se ha incrementado un 8,24%.

En cuanto a las exportaciones, han caído tanto en volumen (-9,09%) como en valor (-10,63%), alcanzando las 127.339 toneladas y los 483 millones de euros, respectivamente. En este caso destaca la salida de atún con 76.381 toneladas y 309 millones de euros. Europa (con el 91,1% del volumen) y África (con el 4,1%) son los principales compradores.

En lo que a importaciones se refiere, España ha importado 163.201 toneladas de conservas y preparados de pescados y mariscos en 2009, lo que representa una subida del 10,29% y supuso un gasto de 515 millones de euros, un 0,32% más que en 2008. La compra al exterior de lomos de atún (que aumentó un 49%) y de mejillones ( 28%) creció de forma relevante, mientras que las mayores caídas se registraron en las anchoas en salazón (-32%) y el atún (-22%).