AMDPress.- Las exportaciones de aceite de oliva durante el pasado mes de julio totalizaron 53.237 toneladas, con una facturación de 142,45 millones de euros, lo que implica que durante los siete primeros meses del año el volumen de exportación ascendió a 428.951 toneladas. Son los últimos datos de Comercio Exterior publicados por la Dirección General de Aduanas, que apuntan que las mayores salidas en este mes corresponden a la categoría de oliva virgen extra, que alcanzó las 39.641 toneladas. Los países que lideraron las compras de esta calidad de aceite fueron Italia, que superó las 26.000 toneladas, y Francia cuyas compras alcanzaron las 7.798 toneladas.

Respecto al aceite de girasol, los datos del informe destacan que las salidas durante el mes de julio alcanzaron 4.600 toneladas, con una facturación de 2,97 millones de euros; mientras que el acumulado hasta julio rondó las 36.616 toneladas. Los principales países compradores fueron Portugal y los Países Bajos con 3.646 y 1.500 toneladas, respectivamente.

Finalmente, con unas exportaciones de 2.516,51 toneladas en el mes citado, el aceite de orujo alcanzó una facturación de 4,30 millones de euros. En su caso, Italia sigue siendo el país que mayores compras acaparó (737 toneladas). Asimismo, durante los siete primeros meses del año las salidas se sitúan ya en las 16.588,14 toneladas.