AMDPress.- El mercado nacional de chicles y caramelos registró unas ventas de 279 millones de euros durante el año pasado, lo que representa un crecimiento del 13,4% respecto a 2002, según los datos de ACNielsen facilitados por Palatinit (filial al 100% de Südzucker, el mayor productor de azúcar de Europa), empresa fabricante del sustitutivo de azúcar Isomalt. Por productos, los chicles se situaron en 183 millones ( 11%); mientras que los caramelos alcanzaron los 96 millones ( 17%).

Del total facturado, el 79% correspondió a los productos sin azúcar, que aumentaron sus ventas un 13%, hasta 220 millones de euros. Por segmentos, el chicle sin azúcar registró unos ingresos de 165 millones de euros, alcanzando una cuota de mercado del 90% ( 1%) y una evolución del 13% en relación a 2002 (por el descenso del 2% de los chicles con azúcar).

En caramelos, los sin azúcar suponen el 58% de las ventas (55 millones de euros) y han obtenido un crecimiento del 30% en 2003 (frente a la subida del 3% experimentada por los con azúcar). Dentro de la evolución de los “sin”, los toffees mostraron el mejor comportamiento ( 96%), confirmándose como los caramelos más vendidos (24% del mercado), junto con los balsámicos (31%) y los minimints (24%). Por su parte, los caramelos de café sin azúcar, aunque con una cuota mucho menor (5% del mercado, también han obtenido un incremento notable, del 61%.

Por marcas, el estudio de Palatinit refleja la positiva evolución de Corazón de Solano (perteneciente a Joyco), que alcanza una cuota del mercado del 23% y un incremento de ventas del 110%. Asimismo, Halls (Cadbury Adams) y Dietorelle (comercializado por Chupa Chups) han aumentado su facturación un 32%; Halls Vita C ha crecido un 27% y Golia (Perfetti), un 13%.