Las ventas de los vinos amparados por la Denominación de Origen Navarra durante el año 2000 han ascendido a 39.765.575 litros, de los que 34.358.484 litros corresponden a vino embotellado y el resto a vino a granel, lo que supone un descenso en la comercialización del 21,3% sobre el año anterior. Según el Consejo Regulador, la D.O. Navarra “al igual que otras Denominaciones, este año ha acusado el descenso de ventas de vino embotellado motivado por el encarecimiento de los precios”. Dentro de esta situación adversa, los que menos se han resentido son los vinos tintos de calidad. Así, los tintos crianza, con un total de 7.590.274 litros, has descendido un 12,1%; los tintos reserva, con 1.910.604 litros, cayeron un 14,3%, y los de gran reserva, con 196.833 litros, descendieron un 5,1%. La bajada más acusada se ha producido en los vinos más populares, los jóvenes sin crianza, con unas ventas de 12.301.023 litros y un descenso de ventas del 22,4%.