Las pérdidas de frutas y hortalizas pueden superar el 30% en países desarrollados, debido a que son productos altamente perecederos. La causa principal de este deterioro es el ataque por diferentes tipos de microorganismos (bacterias, levaduras y hongos). En muchas ocasiones, las frutas y vegetales quedan expuestos a la contaminación y proliferación de microorganismos patógenos que pueden ocasionar importantes daños en la salud de los consumidores. 

Estas situaciones producen graves consecuencias a los sectores de la agroalimentación y distribución, así como efectos sobre los consumidores, de unos productos muy vulnerables que requieren la adopción de medidas preventivas para el control microbiológico durante la cosecha, el manipulado, el almacenamiento y el envasado de frutas y hortalizas frescas mínimamente procesadas.

Tras los éxitos alcanzados en la industria hortofrutícola de Estados Unidos y Sudamérica, y dentro del plan de internacionalización, se presenta en Europa el sistema OXYION de higienización y protección de frutas y hortalizas frescas que no genera residuos químicos. La eficacia de esta innovadora tecnología ha sido validada por Ainia para su uso en Europa. La tecnología, basada en la activación del oxígeno del aire, permite inactivar los microorganismos, de modo que estos no dañan a las frutas y hortalizas frescas. Esta innovación transforma el aire en un eficiente vehículo de higienización y mejoramiento de los aspectos fisiológicos, lo que supone un gran avance en la descontaminación ambiental y la inocuidad de productos hortofrutícolas frescos de manera totalmente limpia. 

La presentación de esta innovadora tecnología se realizará, por primera vez en Europa, durante la jornada que Ainia Centro Tecnológico ha organizado para el 10 de junio sobre Mejora de la Seguridad y Calidad Microbiológica de Alimentos Frescos, dentro de su ciclo dedicado a la Innovación. La jornada contará con un showroom donde se mostrará la tecnología OXYION, dirigida a productores primarios, almacenes y cooperativas de frutas, hortalizas, vegetales frescos y mínimamente procesados, transportadores, centros y grandes superficies de distribución y venta de productos hortofrutícolas y técnicos y gestores de calidad e inocuidad de la industria alimentaria.