Los Aceites de Oliva de España han presentado, en el Salón Internacional del Club de Gourmets, su nueva imagen de marca con la vista puesta en la conquista de los mercados mundiales. La marca preside el stand de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, organización que está detrás de la gestación de esta nueva imagen, que será empleada, a partir de ahora, en todas las campañas de promoción que se emprendan, tanto en el mercado nacional como en el internacional.

La nueva imagen ha sido diseñada con la premisa de captar la atención del espectador y de transmitir una serie de valores positivos propios de los aceites de oliva. Así, la nueva marca trasmite el origen español del producto, comunica liderazgo con una imagen sencilla y potente, contiene el equilibrio que combinan tradición y modernidad, dos conceptos que definen nuestro sector y la flexibilidad y versatilidad intrínsecas a los aceites de oliva.

La marca hace referencia directa al producto, con un color amarillo que también remite al sol de España. Así el blanco, el negro y el amarillo forman una composición sobria, pero armoniosa y elegante. Además, la rotundidad del trazo transmite sensación de solidez y solvencia. Se da relevancia a la “o” de oliva y de olive oils junto con la fotografía del aceite, representando de manera casi literal el significado de la empresa y producto.

Esta marca va a sustituir a un logotipo que ha sido el paraguas bajo el que los Aceites de Oliva de España se han promocionado por todo el mundo en los últimos años. Desde que la Interprofesional del Aceite de Oliva Español inició la labor de promoción del producto en 2008, las exportaciones han crecido más de un 30%. En mercados como el chino, las ventas de los aceites españoles se han multiplicado casi por 5 desde el año 2009, mientras que en India han crecido más de un 300%. Incluso en mercados tan maduros como el de Estados Unidos se han logrado importantes registros. Desde el año 2009 hasta 2012 las ventas de Aceites de Oliva de España han crecido un 62%.