AMDPress.- La firma vinícola Bodegas Riojanas obtuvo en los seis primeros meses del año un resultado de 305.000 euros, lo que supone una reducción del 11,59% en relación a los seis primeros meses de 2002. En el primer trimestre de 2003, Bodegas Riojanas obtuvo una facturación de 2,07 millones de euros, un 7,25% menos que los 2,24 millones registrados en el mismo período del año anterior. Así mismo, el resultado después de impuestos se ha situado en 229.000 euros, frente a los 414.000 euros de los tres primeros meses de 2002.

Sin embargo, durante el segundo trimestre del año, la compañía ha conseguido reconducir la situación de ventas y resultados presentados en el primer trimestre, en el que las incertidumbres provocadas por la guerra de Irak habían hecho descender las ventas en un 7,15%.

En este sentido, los volúmenes de exportación aumentaron un 51%, sobre todo en paises como Inglaterra y Estados Unidos, donde se han abierto nuevos mercados. El incremento de la comercialización de vinos con crianza o superiores ha elevado un 7% las ventas respecto al ejercicio anterior, aunque la tendencia del mercado a consumir vinos más jóvenes y la carestía de las existencias están provocando una reducción de márgenes.