AMDPress.- La multinacional estadounidense Coca-Cola obtuvo unas ganancias netas de 1.362 millones de dólares en el segundo trimestre del año, un 11% más que en el mismo período del ejercicio precedente. La facturación de la compañía de bebidas refrescantes alcanzó los 5.691 millones de dólares, un 6% más que en el mismo trimestre de 2002.

Las bebidas no carbonatadas (aguas, zumos y bebidas energéticas) registraron un crecimiento del 20% en volumen, mientras que los refrescos con gas incrementaron su comercialización un 2%. En su conjunto, las ventas de Coca-Cola fueron un 5% superior al segundo trimestre del año pasado.

Durante el primer trimestre de 2002, la multinacional alcanzó un resultado neto de 835 millones de dólares, frente a los 194 millones de pérdidas registradas en el mismo período del año anterior. Las ventas del grupo aumentaron hasta 4.498 millones de dólares, un 10% más que los 4.079 millones obtenidos hasta marzo del pasado ejercicio.

La compañía ha destacado que, junto a los no carbonatados, el alza de las ventas ha tenido su origen en el buen comportamiento de nuevos productos como Vanilla Coke o Pack Fridge, pack de diez latas para conservar en el frigorífico que se introdujo en España a principios de año. Además, Coca-Cola también ha considerado importante los positivos resultados de Evian, marca de agua de Danone que comercializa en Estados Unidos.

Asimismo, la firma continúa con su estrategia de reducción de costes y reestructuración. En este sentido, ya anunció el despido de 1.000 empleados en Norteamérica en los primeros meses de 2003. Dentro de esta política se encuadra la supresión de unos 50 puestos de trabajo en Paraguay, “con el fin de salvar los 470 empleos que quedan”, según la compañía.

Por otro lado, la multinacional norteamericana Coca-Cola está siendo investigada por el fiscal federal del distrito norte del Estado de Georgia, con el objetivo de para aclarar los delitos imputados a la compañía por Matthew Whitley, antiguo responsable financiero de la división de máquinas expendedoras de bebidas de la compañía. La compañía ha comunicado que colaborará con las autoridades judiciales para probar que no cometió las irregularidades denunciadas por Whitley, quien asegura que la firma infló sus cuentas y falseó los resultados de diferentes productos para conseguir contratos como proveedor de firmas como Burger King..