ARAL Digital.- La carne de ovino del Reino Unido es aceptada sensorialmente al mismo nivel que el ovino español por parte de los consumidores españoles, tal y como señala un estudio llevado a cabo por la Organización del Sector del Ovino y Vacuno en Inglaterra (EBLEX) y coordinado por IRTA, Instituto de Investigación de la Generalitat de Catalunya, adscrito al Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, que ha evaluado los resultados.

Este estudio se ha llevado a cabo en la Universidad de Zaragoza, el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo (Badajoz) y el Instituto IRTA en Monells (Girona), con un total de 476 consumidores. Se realizaron 56 sesiones de degustación de diferentes muestras de carne inglesa y española procedente de 17 productores británicos y 12 productores españoles, elegidos en mataderos de Extremadura (la comunidad con mayor cabaña ovina), Aragón y Cataluña.

Tras el análisis estadístico realizado por SAS (SAS Institute), los resultados del estudio indican que un 33% de consumidores come carne de ovino una o más veces por semana, mientras que el 61% consume ovino cada quince días o más y el 13% lo consume al menos una vez al mes. Respecto a la jugosidad, flavor y aceptabilidad global no se han encontrado diferencias significativas con el origen del ovino. De manera similar, las diferencias de peso y de sistema productivo entre los animales británicos y españoles tampoco afectan a la aceptabilidad de la carne.

En general, los consumidores de Extremadura puntuaron más alto que los de Cataluña y Aragón. En éstas últimas regiones las puntuaciones de terneza del ovino británico fueron mayores. Respecto a qué muestra prefirieron como primera opción, en Extremadura un 41% de los consumidores prefirieron el ovino británico, mientras que en Aragón y Cataluña las preferencias se repartieron prácticamente al 50%, por lo que se corrobora la conclusión de que las diferencias en la aceptabilidad de los dos tipos de ovino por su origen no fueron importantes.