Aral Digital.- El consumo de vino en los hogares españoles ha crecido un 2,4% en volumen y un 0,7% en valor a lo largo del año pasado. Estas cifras, suministradas por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y analizadas por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). En términos absolutos, el consumo doméstico de vino alcanzó los 474 millones de litros, por valor de 1.065 millones de euros, a un precio medio de 2,25 euros/litro.

Cifras mejores que las del año anterior, a pesar del descenso registrado en el mes de diciembre, cuando el consumo bajó un 2,8% en volumen y un 13% en valor. Enfrentando estos datos con los del año pasado, se han bebido en los hogares españoles 11 millones de litros más que en 2007, por un importe que ha superado el del año anterior en 7,3 millones de euros.

Por tipos de vinos, las cifras se han visto beneficiadas por la inclusión en 2008 de nuevos productos como las sangrías, tintos de verano y calimochos, que han hecho aumentar de forma considerable el capítulo de “otros vinos”. Sin embargo, el resto de vinos tradicionales, tanto con denominación de origen como vinos de mesa y espumosos, han caído ligeramente. El vino con denominación de origen queda prácticamente estancado con una ligera caída del 0,6% en volumen y del 2,9%, en valor.

Por su parte, el consumo de los vinos de mesa descendió un 4,8% en volumen aunque mejoró sus ventas en valor en 1,8%, beneficiándose de una mejora de su precio medio por litro del 6,9%. Finalmente, los vinos espumosos y cavas caen un 2,9% en volumen y 7% en valor.