AMDPress.- La Asociación de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos Frescos (AEFY) ha anunciado que presentará un recurso contencioso administrativo ante los juzgados por considerar una actuación arbitraria de la Administración la Orden Ministerial que modifica la Norma de Calidad del Yogur, publicada ayer, 6 de junio, en el BOE. Con esta modificación se amplía la definición de yogur con la introducción del apelativo "yogur pasteurizado después de la fermentación", tal y como sostenía el dictamen no vinculante previo del Consejo de Estado y a propuesta de los ministerios de Agricultura y Sanidad.

La AEFY entiende que existe un interés particular (en concreto de Leche Pascual, que desde hace tiempo defendía la modificación) apoyado por una parte de la Administración en perjuicio del interés general, donde se sitúan, tanto consumidores, como productores y ciudadanos en general. Los consumidores serán perjudicados, según AEFY, por el confusionismo que generará en ellos el etiquetado con la palabra yogur de un producto que no lo es, ni por su forma de producción, ni por los beneficios prebióticos que aporta, ni por sus características organolépticas y nutricionales, ni por su composición.