Las organizaciones agrarias UPA y COAG han anunciado la presentación de una querella criminal contra el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación por negligencia en la gestión de la crisis de la EEB, tras la aparición de un informe oficial en el que se da a entender que la Administración tenía constancia desde 1998 de que vacas lecheras y toros de lidia estaban siendo alimentados con piensos cárnicos ilegales.