AMDPress.-El colectivo de “hogares emergentes” (unipersonales, monoparentales y dink’s, parejas de mediana edad, que no tienen hijos y en las que trabajan los dos miembros) genera actualmente el 56% del gasto total de productos de gran consumo, frente al 44% que representa los “hogares nucleares” (familias con hijos en edad escolar), según el estudio “Nuevos modelos de hogar: todo un reto para la innovación”, realizado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores AECOC y la empresa de investigación TNS y que fue presentado ayer, 9 de marzo, en Alimentaria.

Del 56% del gasto mencionado, el 43% corresponde a los hogares con dos o más miembros (monoparentales o dink’s), mientras que el 13% restante se atribuye a hogares unipersonales. Aunque España se sitúa a la cola de Europa en cuanto a hogares unipersonales, sólo por delante de Grecia y Portugal, este modelo de hogar representa actualmente el 20,3% del total de la población. Se trata de hogares que, según el estudio mencionado, prefieren las tiendas de proximidad para realizar sus compras, buscan más soluciones culinarias que el resto, prefieren más productos de picoteo y optan por formatos más pequeños.

En relación al gran potencial que tienen los denominados dink’s, el 79% de este modelo de hogar declara que le gusta seguir una dieta sana. Asimismo, el 21% de los dink’s come regularmente fuera de casa (frente al 11% del total de la población) y el 42% declara que tiene tiempo para cocinar (frente al 53% del total).

Siguiendo con las tendencias, los hogares jóvenes y libres acuden de compras sólo por necesidad, están dispuestos a pagar más por productos de conveniencia, son más proclives a la innovación y compran más por impulso que el resto de consumidores. Además, su cesta de la compra incluye más marcas conocidas que la del resto de consumidores y el concepto de “placer” está por encima de otras motivaciones de compra, como el precio.

Como canales de compra, los hogares de singles jóvenes, monoparentales y dink’s optan mayoritariamente por el supermercado, si bien valoran más el hipermercado que el resto de ciudadanos. Asimismo, hacen la compra con menos frecuencia que los hogares tradicionales, pero promedian 9,5 productos por acto de compra y tienen un elevado ticket de compra, llegando a los 17,12 euros de media.