Los congelados se recuperan y crecen un 2.3% en 2015; un porcentaje superior a la media del gran consumo, que cerraba el año pasado con un incremento del 1.8%, según los datos del estudio presentado en Alimentaria por La Plataforma del Congelado, una iniciativa de Aecoc, compuesta por seis de las principales empresas del sector, Angulas Aguinaga, Dr. Oetker, Findus, Pescanova, Salica y Unilever, en colaboración con Kantar Worldpanel.

Según dicho estudio, la categoría cierra así un buen año y consigue acaparar el 6% del gasto total anual en alimentación, estando presente además en una de cada cinco cestas de la compra. Dentro de la categoría de productos congelados, las marcas de fabricantes representan más del 38% de la cuota de mercado, experimentando también un crecimiento del 0,7% con respecto a 2014.

Por tipo de producto, el pescado y el marisco siguen liderando el ranking dentro de los productos congelados y registran además el 75% del crecimiento del mercado en 2015. Por perfil de consumidor, las familias adultas con hijos son el target que más compra este tipo de productos y suponen el 46% de los compradores de la categoría. Le siguen adultos sin hijos (25,4%) y jóvenes independientes (17.2%).
El estudio de Kantar Worldpanel confirma también que esta categoría de productos ha registrado en 2015 un total de 151 lanzamientos, sobre todo gracias al impulso de la marca del fabricante que supone un 60% de las novedades del mercado. El informe indica también que el sector trata de dar respuesta a un consumidor más optimista que solicita, cada vez más, productos saludables, de conveniencia y de calidad.

La categoría de productos congelados cuenta con un 99% de penetración en los hogares españoles. Dado su buena evolución a lo largo de 2015, la Plataforma del Congelado ha elaborado un estudio sobre la experiencia de compra de la categoría, a fin de identificar las tendencias que pueden hacer crecer la categoría. El trabajo, elaborado a través de una auditoria a más de 300 puntos de venta de diferentes enseñas, concluye que hay tres palancas básicas para hacer crecer al sector: mantener la penetración en los hogares, activar al comprador en el punto de venta e incrementar la compra media de productos congelados (que actualmente supone una media de 5.8 euros por acto de compra). El estudio confirma también que la experiencia de compra de este tipo de productos presenta aún oportunidades de mejora, ya que el comprador la puntúa con un 5.5 de nota media.