AMDPress.- Según un informe elaborado por la consultora DBK, durante el ejercicio 2001 el volumen de vino consumido a escala nacional mantuvo la trayectoria descendente que venía describiendo durante el período 1999-2000, situándose en torno a 1.146 millones de litros, un 6,3% menos que en 2000. Sin embargo, a pesar de que el descenso registrado en años anteriores tuvo su origen tanto en la disminución de las ventas de vinos con denominación de origen como de los vinos de mesa, el ejercicio 2001 supuso un cambio de tendencia en el primer segmento, el cual contabilizó un incremento superior al 7% en volumen.

El crecimiento del consumo de vinos con denominación de origen estuvo sustentado, por un lado, en el descenso de los de los precios, tras la fuerte escalada registrada en años anteriores, y por otro, en la mayor propensión de los consumidores hacia el vino de calidad. Las ventas totales de vino tranquilo en el mercado interior alcanzaron los 1.140 millones de euros en 2001, con un descenso respecto a 2000 del 1,2%. El menor nivel de precios y el descenso del consumo de vino de mesa explican la citada evolución.